‘Dansa València’ concluye su festival con la actuación del Ballet Nacional de Cuba y el de TGV

lara_hernandorena_grises_dansavalencia.jpgEl festival ‘Dansa València’ ha puesto punto final a su XX edición, con una gala que ha reunido en el escenario del Teatro Principal de Valencia a los bailarines del Ballet Nacional de Cuba, dirigido por Alicia Alonso, y del Ballet de Teatres de la Generalitat.

Durante la clausura se entregó el Premio Lladró al mejor Intérprete, con el que Teatres de la Generalitat, a través del Centro Coreográfico, “quiere reconocer el esfuerzo que realizan los jóvenes bailarines y contribuir al desarrollo y descubrimiento de los jóvenes talentos de este arte”, según informaron fuentes de la Generalitat a través de un comunicado.

‘Dansa València’ ha mostrado durante once días un total de 27 propuestas escénicas de compañías nacionales e internacionales. En total, han sido 33 funciones que han reunido sobre los escenarios del festival a 174 bailarines de todo el mundo.

Alicia Alonso y su Ballet de Cuba

El Ballet Nacional de Cuba ha interpretado las piezas ‘Tablada’, ‘Canto vital’ y el tercer acto de ‘Don Quijote’, para el que ha contado con el cuerpo de baile del Ballet Nacional de Cuba y el Ballet de Teatres de la Generalitat. Ésta última formación ofreció ‘En las sombras de un vals’, coreografiado por Alicia Alonso, ‘Vals delirio’, y ‘Coming Together’.

El Ballet Nacional de Cuba “es una de las más prestigiosas compañías de danza del mundo y ocupa un lugar prominente en la cultura hispanoamericana contemporánea”, según señalaron las mismas fuentes.

La compañía surgió en 1948, con Alicia Alonso como principal fundadora y primerísima figura. Desde su primera etapa, el montaje de las versiones completas de clásicos como ‘Giselle’, ‘El lago de los cisnes’ o ‘Coppélia’ estuvo acompañado de obras procedentes del movimiento renovador de los Ballets Rusos de Diáguilev como ‘Petruschka’ o ‘La siesta de un fauno’, y de ballets creados por coreógrafos nacionales.

El advenimiento de la Revolución en 1959 marcó el inicio de una nueva etapa para el ballet cubano, según las mismas fuentes, quienes precisaron que el Ballet Nacional de Cuba “ha tenido desde entonces un auge vertiginoso recibiendo importantes galardones y la aclamación de los más destacados representantes de la crítica especializada”, según señalaron.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: