La prestigiosa compañía francesa Plasticiens Volants desborda la playa de la Malvarrosa con su espectáculo Perla

Calamares y medusas gigantes atraen la atención de cientos de personas
Por Pilar Danza. Valencia

Una hermosa perla se pasea felizmente por la orilla del mar. Su belleza atrae a calamares gigantes, morenas, medusas…todos quieren poseerla. De pronto, la gran perla blanca queda indefensa en el fondo marino por culpa de una torpe langosta. Sus calamidades no acaban aquí, ya que a continuación cae presa en el estómago de una morena que más tarde es engullida por un pulpo. Por suerte, el pulpo explota y libera a la perla que, de forma mágica, se eleva a los cielos para convertirse en un nuevo astro.
Esta es la mágica historia que se cuenta en Perla, espectáculo de la célebre compañía francesa Plasticiens Volants que el pasado 2 de junio se pudo contemplar en la playa de la Malvarrosa.
La empresa organizadora, Vive Valencia, quiso dar la bienvenida de esta manera al arranque de la final de la Louis Vuitton Cup, la prueba de la que saldrá el barco que le disputará el trofeo de la Americap’s Cup al suizo Alinghi, último ganador de la prestigiosa competición deportiva.
El espectáculo consiguió congregar a cientos de personas que no quisieron perderse el desfile de inflables de variopintos y variados animales acuáticos que inundaron el paseo Neptuno con un baile sinuoso y colorista.
Perla era ya una obra conocida de Plasticiens Volants, creada en 2002. Para su representación en Valencia se realizó una nueva versión. Así lo explicó Francesca Antonelli Ibáñez, directora de proyectos de Vive Valencia: “la historia de Perla se ha adaptado en esta ocasión para la ciudad de Valencia con el objetivo de dar la bienvenida a la final de la competición Louis Vuitton Cup. De esta manera, se han añadido marionetas gigantes y figuras hinchables que hacen más espectacular esta obra de gran formato”.
La directora de proyectos también argumentó que Perla no era “un simple baile de marionetas. El espectáculo cuenta con dos comitivas; la primera, formada por dos peces, un espadón gigante y una morena; y la segunda por una langosta, una ballena y dos medusas”. Antonelli continúo explicando que ambas comitivas “parten de lugares opuestos de la playa y que al final convergen en un punto en común, momento en que la perla se eleva al cielo”
Acompañando a los calamares gigantes, langostas y medusas una música de fondo recorría el desfile sumergiéndonos en esta leyenda del fondo del mar. En el momento álgido de la historia, una exhibición de fuegos artificiales nos avisaba de que había nacido un nuevo sistema solar y de que los animales marinos estaban celebrándolo.

EL ARTE DE LAS MARIONETAS GIGANTES

Plasticiens volants lleva 30 años conmoviendo al público de ciudades y pueblos de todo el mundo. El grupo fue fundado en parís en 1976 bajo el nombre de Julie y adoptaría su nombre actual en 1985. Más adelante, en 1999, se instala en Graulhet, en la antigua curtiduría “fábrica de la Emancipación”, nombre que hace honor al barrio donde se construyó hace alrededor de un siglo.
Lo franceses se inspiran en los lugares públicos –lugares de diario, de paso, de encuentro- donde pueden compartir su espectáculo por igual con el mayor número de personas posibles. Su obra se basa en dar respuesta a la siguiente cuestión: ¿cómo hacer para que todos pueda ver lo mismo al mismo tiempo? La solución la encontraron en los inflables y marionetas gigantes capaces de sobrevolar por el cielo de la ciudad.
Sin embargo, diseñar estas marionetas –volantes o no- resistentes a la gravedad no ha sido tarea fácil. Desde su primer espectáculo en la ciudad de Aix en la que contaron con un globo aerostático hasta hoy los miembros de Plasticiens Volants no han cesado de estudiar y experimentar con sustancias similares a las empleadas en paracaídas y globos aerostáticos. En Grauelt, los empleados de la Fábrica de Emancipación inventarían estos materiales impermeables y ligeros, que al inflarlos con helio permitirían a sus actores manipuladores dirigirlos desde el suelo por callejuelas y plazas.
Respecto a los personajes de Plasticiens Volants éstos son como el invitado que no debe faltar en toda gran fiesta que se precie. En sus 30 años de vida los hemos visto en contadas ocasiones: conmemorando el centenario del Tour de France en 2003, inaugurando el Canal de la Mancha en 1994, celebrando la fiesta de fin de año en Manila en 1999, desfilando en los carnavales de Niza… La agenda de la familia Plasticiens siempre está ocupada, entre sus compromisos de este año se encuentran Valencia, Francia, Inglaterra, Líbano…

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: